Prevenir y curar una ampolla

Escrito por:

Artículo de Actualidad

Prevenir y curar una ampolla

La primera ampolla probablemente ocurrió después de que los primeros seres humanos llevaran algo atado en los pies para protegerlos de terreno primitivo. Hoy en día la ampolla en el pie se ha convertido en una de las lesiones más comunes en los senderistas.

La buena noticia es que el conocimiento acerca de ellas y su tratamiento también ha evolucionado.

Tenemos tres claves para tratar las ampollas:

  1. Saber lo que causa las ampollas: Presión, calor y las humedad son todos culpables.
  2. Evitar que se formen ampollas: Conseguir botas bien ajustadas, use un calcetín correcto, cuidar los puntos calientes y cubrirlos con un vendaje acolchado o esparadrapo.
  3. Cuidado de la ampolla antes que empeoren.

Recuerda: 

La seguridad es tu responsabilidad, ningún artículo puede remplazar al asesoramiento de un médico. Asegúrate que está practicando las técnicas adecuadas y los requisitos de seguridad antes de prestar primeros auxilios.

¿Qué causan las ampollas?

Las ampollas pueden ser causadas por muchos motivos, quemaduras, alergias, afecciones en la piel, picaduras de insectos, pero el culpable más común es la fricción.

Cuando se tiene la suficiente fricción en un lugar determinado, se produce el daño en el tejido. El suero (líquido) dentro de la ampolla ayuda a proteger y sanar el tejido dañado. Si el líquido es rojo, significa que hay sangre en la ampolla, ya que los capilares también han sido dañados.

Varios factores hacen que ocurran con más probabilidad las ampollas:

  • Presión: Una situación difícil en el principio de la ruta o una arruga en el calcetín puede crear un punto de presión por la fricción.
  • Fricción directa: Cualquier lugar donde se ejerza una presión entre la piel y el material externo (calcetines, botas, bastones, …) pueden causar una ampolla. Pueden ocurrir en el talón de nuestro pie por la bota o en la mano por el roce del bastón, por ejemplo. La epidermis (capa superior de la piel) se separa y entra en ese espacio líquido que produce una ampolla.
  • Humedad: La piel más húmeda es más sensible a daños cuando se produce fricción.

Cómo evitar las ampollas

Para prevenir las ampollas debemos de concienciarnos y vigilar las zonas, una vez que conoces los factores que las producen y sus probabilidades, nuestro objetivo tiene que ser controlar y minimizar estos factores:

Para evitar las ampollas se pueden seguir estas pautas:

  • Asegurarse que se usa el calzado adecuado: Para evitar puntos de presión, deslizamientos o ambos, cuando compremos unas botas tenemos que conseguir el ajuste correcto.

Más información: 

CÓMO ELEGIR NUESTRAS BOTAS DE SENDERISMO

AMOLDAR NUESTRAS BOTAS

  • Usar calcetines correctos: Al salir de ruta, la regla numero uno es evitar el algodón, que conserva la humedad. Debemos elegir un material sintético o lana en su lugar y asegúrate de que encajan correctamente (demasiado grande pueden producir arrugas, demasiado pequeño puede crear puntos de presión y el deslizamiento del calcetín. También puedes hacer lo siguiente:

Más información:

CALCETINES DE SENDERISMO

    1. Usar unos calcetines de forro: Estos añaden una capa protectora entre la piel y los calcetines de senderismo y ayudan a la recoger la humedad del interior. Los calcetines dobles pueden hacer la misma función.
    2. Cambio de calcetines secos: Cambiarse los calcetines por unos secos pondremos a nuestros pies al mismo nivel de humedad que teníamos al principio de nuestra caminata. También puede venir bien si nos mojamos los calcetines al pasar una corriente de agua.
    3. Solucionar los puntos calientes rápidamente: Preste especial atención a como se siente los pues mientras caminamos. Si vemos una zona un poco roja, debemos secarla y aplicar nuestra forma preferida de protección. Muchas empresas venden kits para ampollas que incluyen una gama de productos para la prevención del mismo. Los botiquines para el senderista podría incluir:

Más información:

NUESTRO BOTIQUÍN DE SENDERISMO

      • Esparadrapo: Los esparadrapos de papel es una medida efectiva y tiene un adhesivo suave.
      • Vendajes con almohadillas: Productos como la segunda piel pueden utilizarse tanto como prevención como tratamiento para la ampolla.
      • Piel artificial: El producto clásico cortado a medida de la ampolla, es durable y pega muy bien.

Cómo tratar una ampolla

Para tratar una ampolla, puede una de las siguientes opciones:

  • Apósitos para ampollas: Se usan para añadir una piel artificial en la zona dañada o como prevención de la misma.
  • Vendajes con almohadillas y geles: Estos sirven para añadir una capa protectora para evitar que la ampolla empeoren. Las almohadillas proporcionan amortiguación y los geles calman la zona refrescándola.
  • Drenar la ampolla, sólo si es necesario: En general debemos abstenernos de abrir una ampolla para liberar el líquido, ya que se crea una oportunidad para infección porque quitaremos la protección y la curación que proporciona el suero. Sin embargo, para drenar una gran ampolla que es muy dolorosa, dejaremos sin escurrir, siga los siguientes pasos, si tu ampolla se ha reventado por si sola, siga los pasos 4 y 5:
    1. Lave la ampolla y los alrededores con jabón antibiótico.
    2. Esterilizar la aguja con alcohol o calor.
    3. Inserte la aguja cerca de la base de la ampolla.
    4. Cubra la ampolla como si fuera una herida con pomada antibiótica y una gasa.
    5. Agregar un apósito o poner una gasa y cubrir con esparadrapo sobre la ampolla.

Aunque es raro que una ampolla pueda infectarse, es importante mantener una estrecha vigilancia sobre ella. Debe recibir atención médica si tiene uno de los siguientes síntomas: enrojecimiento, dolor, pus, …

Foto de portada: Imagen de Pezibear en Pixabay


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos