Normas y peligros en la montaña y en la naturaleza

Escrito por:

Artículo de Actualidad

Normas y peligros en la montaña y en la naturaleza

Aunque ahora con las nieves, la lluvia tenemos que extremar las precauciones, no quiere decir que en otras épocas del año no tengamos que tener cuidado, por ejemplo en verano tenemos que tener cuidado con las tormentas inesperadas o los golpes de calor, en primavera con los deshielos o con las aglomeraciones en las rutas más populares ya que estamos deseando salir al campo después de un invierno frío.

Por todo esto y por muchas más razones, nos gustaría dejaros un pequeño resumen de las medidas de seguridad que debemos tener en cuenta a la hora de hacer una ruta de senderismo, trekking o una ruta por la montaña.

Normas generales

Cuando vayas ha salir al campo o la montaña siempre debes dejar dicho donde vas a alguien de tu familia o de tus amigos, en mitad de la ruta intenta ponerte en contacto con ellos diciéndole que todo va muy bien, una idea es mandarle una foto.

Si eres principiante no vayas sólo, si crees que estás preparado para hacer una ruta solo adelante, si no ve en grupo o en pareja, por si hay problemas.

Todo el material o el equipo que necesitemos en nuestra ruta debe estar en perfectas condiciones para ser usado, revísalo antes de hacer la ruta.

Nunca, y digo nunca, debemos tener prisas, si vemos que se nos ha hecho tarde o que estamos un poco falto de fuerzas debemos saber renunciar, muchas veces una retirada a tiempo es una victoria.

Prepárate muy bien la ruta, utilizar los mapas, guías e internet. Mira la previsión meteorológica cuando la prepares, los días antes y antes de salir por si ha habido algún cambio significativo.

Aunque no lo creamos el senderismo necesita que estemos en una forma física decente, así que durante la semana cuida tu preparación física, anda todo lo que puedas.

Lleva siempre un botiquín, nunca sabes cuando te va a hacer falta.

Vela por la seguridad tuya y sobre todo por la de tus compañeros de ruta, nunca dejes solo a un compañero. En situaciones complicadas nunca pierdas el control, respira hondo y toma las riendas de la situación, nunca te dejes sorprender, ve siempre atento, no te confíes y adelántate a las situaciones de peligro.

Peligros

Nosotros podemos encontrarnos con dos grandes grupos de peligros, los que generamos nosotros o los que el entorno genera.

Peligros que el entorno genera

Las causas meteorológicas, técnicas, ambientales o personales pueden ser las más comunes en este tipo de peligros.

Los que tienen una mayor incidencia en que se produzcan accidentes en la actividades en la naturaleza son las causas meteorológicas, la lluvia, el frío, la nieve, las tormentas, …. Debemos estar preparados para cambios meteorológicos, tanto materialmente como mentalmente, ya que un cambio de condiciones pueden afectarnos más de lo que pensamos.

Si por alguna casualidad, por ejemplo, la lluvia que ha caído en los días anteriores, nuestra ruta ha podido aumentar la dificultad de una manera inesperada, estás causas técnicas pueden hacernos que nuestra ruta se convierta en más peligrosa de lo que pensamos.

También puede darse el caso que nuestra ruta se pueda complicar por causas ambientales, estas por ejemplo pueden ser que nos encontremos el camino cerrado por la vegetación, que un arroyo lleve más agua de lo normal, …

Por último, dentro de los peligros que el entorno genera, están las causas personales, que puede ser la mala elección del material que necesitamos, una antigua lesión que nos vuelve a salir, …

Peligros que nosotros generamos

Estos peligros vienen dados por la actuación de cada uno de nosotros, podemos exponernos por multitud de causas a todo tipos de riesgos.

La acumulación de errores es el gran problema que tenemos y que nos pueden poner en un grave peligro, muchas veces esta acumulación de errores es por no ser precavidos, no llevar botiquín, pilas de repuestos, gastar la batería del móvil en otras cosas, …

Cuando estemos formando un grupo, tenemos que tener en cuenta muchas cosas, entre ellas es que todos tengan un nivel similar y si no lo tenemos los que tengan un nivel superior sepan adaptarse a los del nivel más bajo. Las rutas que preparemos tenemos que hacerlo para todos los que vayamos, no podemos hacer una ruta difícil si hay alguien en el grupo en el que su nivel sea bajo.

Otro peligro que cometemos muchas veces es la sobreestimación de nuestra posibilidades, tenemos que tener un plan B de nuestra ruta, por si vemos que no vamos a ser capaces de terminar nuestra ruta, ya que nos puede pasar que el cansancio haga que tengamos una pérdida de atención. Debemos saber cuáles son nuestros límites.

Si no preparamos bien nuestra ruta, es posible que por ignorancia nos pongamos en peligro, además tenemos que ser conscientes por donde nos metemos. Muchas veces nos podemos desorientar y perdernos pero tenemos que saber mantener la calma y tomas las decisiones que creamos oportunas.

Si mantenemos una actitud de prudencia normalmente estos peligros se pueden evitar.

Foto de portada: Imagen de RitaE en Pixabay


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos