No más frío en la tienda

No más frío en la tienda

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Material
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
Compartir

Pasar frío en la tienda es una de las peores sensaciones que he podido vivir en mi vida, esas noches en las que no puedes dejar de tiritar de frío y dando vueltas en el saco para intentar coger el sueño pensando que al día siguiente tienes que seguir andando.

Pasar una noche al aire libre para mi es una experiencia realmente distinta, probablemente al principio nos será muy difícil el dormir. A mi la primera noche que paso en una tienda de campaña es terrorífica, ¿será que me estoy haciendo mayor?, jajajaja, bromas aparte, pues si, el dormir sin un colchón y solamente tener entre nuestra espalda y el suelo una pequeña esterilla, yo la primera noche prácticamente no duermo, y eso después de una ruta de varios kilómetros, eso también la segunda noche ni me entero.

Yo lo tengo claro, por la noche tenemos que dormir, la noche es para descansar y si por casualidad no dormimos, trasnochamos, pasamos frío, …, nuestro cuerpo al día siguiente se resentirá, y lo notaremos cuando empecemos nuestra marcha.

Para no pasar frío en nuestra tienda de campaña hay unos consejos que no debemos olvidarnos para que la noche sea ideal. Lo primero es el saco de dormir, tenemos que elegir el saco ideal para nuestra ruta y época del año en la que estamos, para ello tenemos que hacer una preparación buena de nuestra ruta. Personalmente pienso que tenemos que tener varios sacos para las diferentes estaciones del año.

Uno de los grandes problemas que nos encontramos cuando pasamos frío en la tienda es la mala elección del saco, creemos que no va a hacer tanto frío, igual no lo hace pero muchas veces no contamos con la humedad o el viento.

Cuando estemos andando y tengamos un día malo, de lluvia, o nieve es recomendable que protejamos nuestro saco del agua para que esté seco a la hora de dormir, para ello recomiendo como dije en el post “protege tu mochila en los días de lluvia” que metamos nuestro saco dentro de una bolsa de basura para evita que se nos moje.

La esterilla es otro de los puntos importantes, hoy en día tenemos unas esterillas inflables, muy prácticas, que nos hacen un mejor aislamiento del suelo, de todos modos podemos hacer una cama de hojas debajo de la tienda para acolcharlo mejor.

Cuando vayamos a acostarnos tenemos que ir al servicio, dejar nuestra vejiga vacía ya que nuestro cuerpo quema menos energía, además así no tendremos que levantarnos para hacer nuestras necesidades a mitad de la noche, con lo que conlleva.

La ropa para dormir es también muy importante, hay gente que dice que si dormimos con menos ropa pasamos menos frío, otros que al contrario, yo no me decanto ni por una ni por otra, si es recomendable si nos ponemos ropa para dormir es usar térmica, y muy importante es que esta ropa este seca.

Un consejo que doy para los días que hace mucho frío es hacer como hacían nuestros abuelos y poner una bolsa de agua caliente dentro del saco, pero como normalmente no vamos a llevar la bolsa, lo podemos hacer con una botella de agua, calentamos un poco de agua a una temperatura que podamos soportar y la ponemos entre las piernas, así nos mantendremos calientes.

Estos son algunos consejos para no pasar frío por la noche en una tienda, ¿cuáles son los tuyos? cuéntanoslo, espero tus comentarios

Foto de la portada:3dman_eu en Pixabay


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Deja una respuesta