Jardín Botánico el Aljibe

Carretera Benalup-Casas Viejas (A-2228), km. 1

Alcalá de los Gazules

Fotos y contacto

Información

El Jardín Botánico El Aljibe posee algo más de una hectárea de extensión y forma parte de la Red Andaluza de Jardines Botánicos y Micológico en Espacios Naturales Protegidos de Andalucía, teniendo el propósito de conservación de la flora de Andalucía, la investigación científica y la educación ambiental, tanto de los escolares como del público en general.

Se ubica en el término de la localidad gaditana de Alcalá de los Gazules, un paraje junto a la Autovía Jerez-Los Barrios, junto al centro de defensa forestal. Cuenta con un característico suelo y un clima que, con lluvias, nieblas y temperaturas suaves, contribuyen a conservar una vegetación exuberante.

El Jardín Botánico El Aljibe es un espacio que muestra una representación de la singular flora del Parque Natural Los Alcornocales, formada por verdaderas joyas botánicas y especies únicas en el mundo: como el ojaranzo, auténtico superviviente de épocas pasadas. En su interior, un agradable itinerario recorre las distintas formaciones vegetales que se desarrollan en este sector: los famosos canutos (cabeceras de los ríos y arroyos), quejigares, alcornocales, robledales, bosques de niebla, acebuchales, bujeos, bordes de lagunas y herrizas,… las cuales crecen asociadas a los distintos sustratos geológicos presentes en este espacio natural.

Mapa

¡¡Descubre todo lo que nos encontramos en los alrededores!!

Jardín Botánico el Aljibe

Rutas dificultad fácil

Rutas dificultad media

Rutas dificultad difícil

Rutas dificultad muy difícil

Lugares de interés

Rutas cercanas

Ruta de los Molinos

Alcalá de los Gazules (Cádiz)

ruta de los molinos 1,66 km 00:30 horas Baja

Lugares de interés

Iglesia de San Francisco de Alcalá

Alcalá de los Gazules (Cádiz)

En la Alameda de la Cruz, próxima al Ayuntamiento se encuentra la Iglesia de San Francisco, popularmente conocida como de la Victoria, al formar parte del Convento de los frailes mínimos que fundaron tras su establecimiento en la población en el siglo XVII. Presenta planta de cruz latina y, de entre sus imágenes, destaca la de Jesús Nazareno, obra de José de Montes de Oca.

Iglesia de San Jorge

Alcalá de los Gazules (Cádiz)

Edificio constituido por sucesivas ampliaciones realizadas entre los siglos XVI y XVIII, a partir de la primitiva capilla construida sobre la mezquita musulmana. Actualmente, la Iglesia tiene planta de cruz latina de 3 naves. Arquitectónicamente habría que catalogarla como gótica, aunque en lo concerniente a retablos predominan los barrocos -como el del Altar Mayor-. Conserva piezas de gran valor, como es el caso de un pedestal visigodo, un icono de San Sebastián del siglo XII (Cavallini o Cimabuc), la Virgen del Rosario (primera obra conocida del genial Martínez Montañés), el Cristo Yacente (atribuido a Juan de Mesa), una magnífica sillería coral (obra de Agustín de Medina y Flores en 1742), el órgano (de Francisco Pérez de Valladolid), una custodia del siglo XVII realizada por Bartolomé del Castillo, además de otras pinturas, imágenes, libros corales y obras de orfebrería.

Santuario de los Santos

Alcalá de los Gazules (Cádiz)

El santuario primitivo data del siglo XIV, aunque ha sido sucesivamente reformado y restaurado, de forma que el trazado actual es del siglo XVIII. La arquitectura del templo es sencilla y destaca su estructura en torno a un patio central. La pequeña capilla, de una sola nave, está presidida por el camarín de la Virgen, cuya imagen es de origen desconocido. De las paredes del santuario cuelgan todas las gracias que los fieles han ido dejando como signo de agradecimiento por alguna petición cumplida por la Virgen, y que constituye la mayor y más interesante colección de exvotos de Andalucía.

Depósitos Romanos y Fuente de la Salada

Alcalá de los Gazules (Cádiz)

Localizados en la ladera del cerro de la Coracha, en Alcalá de los Gazules, los Depósitos Romanos y Fuente de la Salada es un conjunto hídrico formado por dos depósitos abovedados que cierran en cubierta de medio cañón. Están construidos con sillares perfectamente escuadrados, que se fechan entre los siglos I a. de Cristo y II d. de Cristo. Se trata, al mismo tiempo, de depósitos, arcos de triunfo y basamento de un templo -dedicado a la divinidad del manantial, hoy desaparecido-.