Cómo limpiar nuestra mochila

Escrito por:

Artículo de Consejos

Cómo limpiar nuestra mochila

Nuestra mochila puede ser una de las mayores inversiones que hagamos en nuestro equipo de senderismo, y es uno de los elementos que necesita cuidados.

La sal de nuestro sudor, la grasa de nuestro cuerpo pueden introducirse en los tirantes y en el cinturón de nuestra mochila. Se puede manchar con la tierra, con la grasa de la comida mientras estamos cocinando, …, todo esto puede atraer suciedad con el tiempo e ir degradando el tejido. La cremalleras se pueden hacer más difíciles de utilizar, los pedacitos de comida que se pueden quedar en los bolsillos pueden llamar la atención no deseada para nosotros de roedores. Por lo tanto, hay un montón de razones para mantener limpia nuestra mochila.

Si vamos a hacer una limpieza de nuestra mochila tanto ligera como profunda, esto es lo que necesitaremos:

  • Un jabón suave, que no tenga fragancias ni otros aditivos, es recomendable utilizar un producto de lavado fabricado especialmente para la ropa y el material técnico.
  • Esponja o trapo.
  • Cepillo suave de cerdas de nylon o un cepillo de diente usado.

Técnica para la limpieza de la mochila

En primer lugar, siga las recomendaciones del fabricante para la limpieza de su mochila. Algunos sugieren que se sumerja la mochila en una bañera, otros dicen que no se sumerja.

En general, sigas estas pautas:

  • No la lave nunca en una lavadora o la seque en un secadora.
  • Utilice agua tibia, no caliente, y una esponja suave o un cepillo, para no dañar ningún recubrimiento protector de la mochila.
  • Poner a secar a la sombra o bajo techo, nunca a la luz directa del sol, los rayos UV pueden degradar el tejido.
  • En las cremalleras es necesario una limpieza para quitar la arena, polvo y otras partículas, tenga cuidado al limpiar, muchas cremalleras tienen recubrimiento resistentes al agua. Ayuda poniendo un lubricante para cremalleras.

Limpieza leve

Después de cualquier ruta o trekking, es una buena idea hacer una limpieza superficial rápida de nuestra mochila.

  1. Vacíe todos los bolsillos. Vuélcalo y sacúdelo para que salga la arena y la suciedad.
  2. Utilice una esponja limpia para acabar los interiores.
  3. Frote ligeramente cualquier mancha en el exterior con la esponja y un poco de jabón.
  4. Utilice agua limpia y fría con su esponja o un paño para enjuagar el jabón.

Limpieza profunda

Pueden pasar años, sin una limpieza profunda de nuestra mochila, pero tarde o temprano tendrás que hacerlo, aquí te decimos como:

  1. Después de vaciar completamente la mochila, limpieza concienzudamente los bolsillos, hendiduras, costuras, …, del cuerpo principal de la mochila, para retirar cualquier rastro de migas, tierra suelta o arena.
  2. Si lo permite nuestra mochila, retira el cinturón y los tirantes, lavándolos por separado con una esponja y un poco de jabón. Enjuague bien con agua corriente.
  3. Si la mochila tiene una estructura metálica desmontable, sácala y resérvala.
  4. Llene una bañera o un lavabo grande con agua tibia. Utilice un jabón suave. Sumerja y frote su mochila, con una esponja. Preste mucha atención a cualquier lugar que entra en contacto con nuestro cuerpo. Debes de ser suave con los bolsillos de malla.
  5. Quite el agua y vuelve a llenar la bañera con agua limpia y enjuague muy bien. Enjuague varias veces si es necesario para quitar todo el residuo de jabón.

Foto de portada: Imagen de rottonara en Pixabay


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos