Cómo levantar nuestra mochila

Escrito por:

Artículo de Material

Cómo levantar nuestra mochila

Una vez que hayamos que tengamos nuestros materiales elegidos, el menú y la comida, y sobre todo bien preparada nuestra ruta, lo debemos meter en la mochila como os expliqué en un anterior post. Pero, ¿como debemos levantar nuestra mochila para no hacernos daño y no desgastarla?.

Un error común que cometemos no sólo los principiantes sino también los más experimentados, es levantar la mochila con una de las correas del hombro. Este erro no solamente puede dañar y desgastar prematuramente esta correa, sino que también dificulta el control de la mochila mientras tratamos de ponerla en nuestra espalda.

Más información:

CÓMO REDUCIR EL PESO DE NUESTRA MOCHILA

CÓMO METER EL MATERIAL EN NUESTRA MOCHILA

Cómo levantarla

Para izar nuestra mochila, debemos seguir estos pasos que a continuación os doy y así podremos levantar sim problemas nuestra mochila incluso si esta está  muy cargada desde el suelo hasta nuestra espalda.

  1. Lo primero que debemos hacer es aflojar ligeramente las correas del hombro para que la mochila sea más fácil de deslizar.
  2. Pondremos nuestra mochila en una posición vertical en el suelo.
  3. Tendremos que situarnos en la parte trasera de la mochila, con las piernas bien separadas y las rodillas flexionadas.
  4. Agarraremos la cinta de agarre (la cinta que se encuentra en la parte superior de la parte trasera de nuestra mochila).
  5. Levantaremos la mochila y la deslizaremos hasta el muslo, allí la dejaremos, nuestra mano la mantendremos en la cinta de agarre para controlarla.
  6. El otro brazo, el que no tenemos en la cinta de agarre, lo meteremos a través de la correa para el hombro hasta que lo tengamos bien metido.
  7. Nos inclinaremos hacia delante y balancea la mochila sobre nuestra espalda. Ahora meteremos el brazo con el que sosteníamos la cinta de agarre a través de la otra correa del hombro.
  8. Nos abrocharemos tanto el cinturón dorsal y del pecho y haremos los ajustes que sean necesarios para tener nuestra mochila bien sujetada.

Un consejo que os damos es que lo practiquemos en nuestra casa, así no tendremos problemas al realizarlo en mitad de nuestra ruta. Si nosotros somos capaces de quitarnos y ponernos nuestra mochila fácilmente en cada parada de descanso, podremos estirar nuestros músculos fatigados y terminar la ruta con mucha mas energía.

Foto de la portada: Imagen de 4356830 en Pixabay


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos