Cómo guardar nuestro saco

Escrito por:

Artículo de Consejos

Cómo guardar nuestro saco

Cuando terminamos de hacer un trekking, en la que hemos estado durmiendo en mitad de la naturaleza o en un refugio, es importante conocer como debemos guardar nuestro saco.

Almacenar correctamente nuestro saco de dormir en nuestra casa es a la vez simple e importante, en la que tenemos que:

  1. Extraer el saco de su funda
  2. Secar a fondo
  3. Guardarlo dentro de una funda de algodón o de malla transpirable.
  4. Almacenarlo en un lugar fresco y seco.

Compresión excesiva es perjudicial

El espacio de aislamiento es clave para mantener el calor. Tanto si es de pluma o con relleno sintético necesitan un espacio de aire pequeños dentro del aislamiento.

Cuando dejamos el saco en un estado comprimido, por ejemplo dentro de su funda, durante semanas o meses, perderá la resistencia y la capacidad de recuperación. Los sacos de dormir sintéticos suelen sufrir más que los de plumas, pero en ambos materiales se verá comprometida.

Por tanto cuando lleguemos a casa tenemos que sacar nuestro saco de dormir de su funda, sobre todo si ésta es de compresión.

Secar el saco

Si no se seca el saco de dormir entre viajes, el moho y los hongos pueden crecer en la superficie y en el interior del aislamiento.

En primer lugar debemos estirar completamente el saco, después la colgaremos en una cuerda o en un gran percha en un espacio cubierto pero al aire libre de seis a ocho horas. Es importante no dejarlo a la luz solar directamente, ya que los rayos UV nos pueden debilitar el tejido y producirse roturas.

Nos puede ayudar en el proceso de secado si lo ponemos del revés durante las primeras cuatro horas, y después lo volvemos al derecho para las otras cuatro horas más.

Esto es importante hacerlo si nuestro saco tiene un exterior resistente al agua, porque este tipo no produce una buena disipación de la humedad.

Si no dispones de un espacio al aire libre donde vives, entonces puedes colgar el saco en una zona interior seca, con una temperatura estable. Si pones un ventilador o un deshumidificador aceleraremos el proceso de secado.

Podemos utilizar una secadora comercial, normalmente las secadoras caseras no son lo suficientemente grandes para que quepan, sin embargo no suele necesario a menos que se lave el saco. Deberemos meter dentro de la secadora dos o tres pelotas de tenis para ayudar a esponjar el relleno y que se seque uniformemente. Debemos secarlo a una temperatura baja, y debemos comprobar con frecuencia para evitar daños por calor.

Limpieza del saco

Podemos tener problemas para evitar el moho, para ello debemos lavar nuestro saco, ya que los aceites de nuestro cuerpo, el saco y la suciedad pueden comprometer el rendimiento del mismo. La mayoría de la gente puede hacer esto cada pocos años. Nosotros recomendamos hacerlo como mínimo una vez al año.

Guardar el saco

Después de haber secado muy bien nuestro saco tenemos que encontrar un lugar donde guardarlo.

La humedad y la temperatura extremas son muy duros para el mantenimiento de nuestro saco, por lo que debemos evitar los sótanos húmedos y espacios sin calefacción, como garajes y áticos.

Debemos encontrar un rincón espacioso dentro de un armario. Debe ser espacioso porque la mejor bolsa de almacenamiento es una de algodón rumbo (muy grande), estas bolsas mantienen las cosas contenidas sin comprimir el relleno, mientras que permiten la circulación del aire.

Si no tenemos una bolsa de almacenamiento de gran tamaño, podemos utilizar una funda de almohada extra grande, sin embargo lo mejor es comprar un saco de algodón o malla para almacenarlo, este debe tener un tamaño de 90 litros aproximadamente.

Foto de portada: Imagen de Hans Braxmeier en Pixabay


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Temas:

Te recomendamos