Cómo afrontar un GR

Escrito por:

Artículo de GR - Grandes Recorridos

Cómo afrontar un GR

El pasado sábado cuando llegué a casa después de la caminata que estuve haciendo por la mañana, me quedé con la sensación de que había sido poco, me quedé con ganas de más y eso que fueron casi 25 kilómetros los que me metí.

Me llevé todo el día con ganas de volver a salir, vivir nuevas experiencias, conocer nuevos sitios, …, es mas, estuve toda la tarde programando hacer algo durante la Semana Santa, irme unos días a andar e intentar hacer una ruta de varios días.

Ya he realizado varias veces una ruta de varios días, cargado con la mochila, como por ejemplo el Camino de Santiago, si tienes o te has quedado con esa impresión alguna vez y te planteas hacer un GR o un trekking, o ruta de varios días, semanas o meses, te servirá conocer los consejos que te voy a dar ahora para realizar largas travesías.

Fecha

Primeramente busca una fecha, vacaciones, puentes, …, pero márcatela con antelación, en vista de la fecha podrás prepararla de una forma u otra.

Planifica muy bien la ruta

Cuando ya tengas la fecha y los días que dispones, planifica tu ruta, primero elige la ruta que vas a hacer, hay muchos GR ya definidos, como el GR – 247 Bosques del Sur, la GR – 249 Gran Senda de Málaga o GR 223 Cami de Cavalls, que ya hemos escrito de ellas en la web. Hay muchos más, puedes buscarlos en internet.

También puedes prepararla tú personalmente, puedes hacerla en wikiloc o en google earth, a mi es de las cosas que más me gusta cuando preparo la ruta.

Planifica la ruta con tiempo, que no se te olvide ningún detalle, investiga pero no solamente lo que vas a andar, sino cuando termines tu etapa que podrás visitar, donde alojarte o donde comer.

Dedícale mucho tiempo a la planificación de la ruta.

Material

En el material que vas a llevar influye también la fecha que vas a realizar la ruta. No es lo mismo hacerla en verano que en invierno.

Un consejo que te doy y que debes cumplir es que lleves el menor número de cosas, que te olvides de los «por si acaso», que las cosas que lleves sean lo más ligera posible y por último quita todos los «por si acaso».

También la ruta que hayas elegido influye en el material, por ejemplo si vas a hacer el Camino de Santiago, normalmente no hace falta que te lleves una tienda de campaña, ya que dormirás en albergues.

Fuente: Pixabay

La lista de materiales que tienes que llevar si o si es la siguiente:

Ropa de senderismo

Para hacer un GR y siempre dependiendo de la época en la época que lo vayamos a hacer debemos os pongo una lista de ropa que debemos meter en nuestra mochila:

  • Dos pantalones, lo ideal es llevar pantalones desmontables, de los que se quita la pernera y se convierten en cortos. Si vamos a hacer la ruta en invierno pueden ser dos largos de invierno y si es en verano pueden ser uno desmontable y otros cortos.
  • Un cinturón, hoy en día los pantalones de montaña suelen traerlos incorporado o también tirantes, si los nuestros los trae podemos dejarlo. En caso de que se nos parta siempre podemos utilizar un trozo de cuerda.
  • Primera capa: aquí también podemos ver en la preparación la época de la aventura y el tiempo que nos va a hacer, podemos llevar dos camisetas técnicas de manga corta o cambiar una de estas por una de manga larga, o dos térmicas sí es en invierno.
  • Segunda capa: Aquí tenemos que llevar una chaqueta polar y yo personalmente me tiro por un softshell, que nos pueda servir también de cortaviento y si puede ser de impermeable.
  • Tercera capa: Dependiendo de la época del año debemos elegir uno u otro, pero lo que sí es importante es que sea impermeable.
  • Ropa interior, como ropa interior considero calzoncillos, debemos llevar dos.
  • Mallas, para mi uno de los mejores consejos que me dieron en mi vida, «si vas a ir a andar, ponte unas mallas debajo de los pantalones, así evitas rozaduras en la entrepierna», desde entonces no se me olvidan y van siempre conmigo, yo meto dos, y si el tiempo es frío que sean térmicas.
  • Dos calcetines, que sean lo más nuevo posible, si no los estrenamos que tengan poco uso y que sean buenos, y no valen los tobilleros, esos que no te llegan a cubrir el tobillo. Cuantas rozaduras se podrían haber evitado en el mundo por tener unos buenos calcetines y un buen calzado.
  • Calzado, aquí no te voy a decir que llevar, yo personalmente dependiendo de la ruta elegiría entre zapatillas o botas, lo que nunca llevaría serían dos, es decir, unas botas y unas zapatillas, para usarlas dependiendo de la etapa. Yo me estoy acostumbrando a realizar mis salidas con zapatillas de trail, lo sé no es lo más adecuado, pero después de probarlas, creo que para el terreno que voy son las más adecuadas, así que si tendría que elegir una u otra me lo tendría que pensar mucho. Además del calzado para andar, no se nos pueden olvidar unas chanclas, que nos sirvan para ducharnos y además para ponérnosla después de la etapa y descansar los pies.
  • Camiseta de algodón, pensaréis que me abres equivocado, pues no, una camiseta de algodón para dormir y evitar usar las de la marcha, y también para después la etapa.

Otros

Como otros vamos a poner cosas que nos tenemos que llevar si o si y también opcionales.

  • Botiquín, ya hemos hablado del botiquín y que tenemos que meter en él en el post «El botiquín del senderista«.
  • GPS, brújula y mapas, muchas veces nos preguntamos que hacemos, nos llevamos los tracks en el GPS o nos llevamos la brújula y el mapa, yo opto por llevar los tres, el GPS es muy cómodo porque lo podemos ver rápido y es bastante fiable, pero falla, es un aparato tecnológico que nos puede dejar tirado cuando menos nos lo esperemos y ahí está el mapa y la brújula.
  • Como sistema de hidratación tenemos que llevar por lo menos capacidad para dos litros, lo ideal es llevar una más pequeña de 500 ml, que la tengamos más a mano y otra más grande de 1,5 l.
  • Manta térmica, es importante llevarla para una emergencia, además prácticamente no pesa.
  • Navaja o multiherramientas, nos puede servir para prepararnos o bocadillo o arreglar algo.
  • Cuerda, por los menos 3 metros de cuerda, nos puede servir entre otras cosas para tender la ropa después de lavarla.
  • 6 pinzas para la ropa, de madera mejor.
  • Teléfono móvil y batería externa, todo ello con sus cables. Algún día haré un post sobre las baterías externas.
  • Cinta americana o un kit de reparaciones, que ya hemos explicado en la web.
  • Frontal, una linterna tenemos que llevarla.
  • Pilas de repuesto, tanto para nuestro frontal como para el GPS.
  • Neceser, en el neceser podemos llevar un bote pequeño, hablo de pequeño que tenga por lo menos 250 ml, o un jabón de glicerina, esto nos puede servir para lavar la ropa también, un cepillo de dientes, pasta de dientes, después si os afeitáis y no sois como yo que no me gusta afeitarme, maquinilla, espuma y aftershave.
  • Toalla, yo recomiendo las de microfibra, que secan rápido y no pesan mucho.

Después nos queda el tema de la comida, tenemos dos opciones, la primera es tirar de dinero e ir comiendo en bares y restaurantes. La que a mi más me gusta es prepararme la comida, al mediodía tirar de un bocadillo o prepararme algo de pasta o arroz, y por la noche hacer algo calentito que me dé fuerzas para el día siguiente. Esto tiene ventajas y desventajas, las ventajas es que gastamos menos, la sensación de lo bueno que está prepararnos nosotros nuestra comida, y las desventajas es que tenemos que cargar con el hornillo, la bombona y de los utensilios para cocinar.

Fuente: Pixabay

Compañía

Ufff, esto es difícil de saber, hay gente que prefiere hacerlo solo, pero eso es relativo, porque ha medida que vamos haciendo etapas vamos conociendo a gente que también lo estamos haciendo, además de las personas que viven en los lugares donde hemos decidido terminar nuestra etapa.

También hay muchos que deciden hacerlo en parejas o grupos, esto es un arma de doble filo, puede ser que te vaya muy bien o al contrario, que después de terminar el camino haya sido una experiencia que os una más o que no volváis a hablaros en la vida. Yo conozco a varios que después de hacer el Camino de Santiago han dejado de hablarse, roto relaciones, …

El problema es que el cansancio se acumula, un punto importante no es sólo el cansancio físico, sino psicológico, que cuando llevamos varios días andando muchas veces estamos más cansado psicológicamente que físicamente y saltan chispas en la relación.


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos