Botas de trekking para mujer

Las botas de trekking para mujer son un calzado de media altura con una caña que cubre el tobillo. Las botas de montaña son ideales para rutas de dificultad media, alta o extrema. Por este motivo es necesario fijarse bien en las características y tecnologías de cada modelo y así evitar la elección de unas demasiado pesadas o demasiado rígidas. En ese caso, dificultarían la marcha y la consecución de los objetivos del atleta.

Estas botas se caracterizan por un peso superior al de las zapatillas de trekking, aunque son muy seguras y la sujeción del pie es perfecta. Asimismo, garantizan el agarre firme, la tracción adecuada, la protección y el confort de los pies. Este tipo de calzado también se distingue por ser más técnico y tener la suela más rígida. En función del grado de rigidez, puede implicar que no permitan la torsión ni la flexión por lo que al principio no es fácil andar con estas botas. Para ello, también hay las suelas semirígidas, que son más apropiadas para las rutas y condiciones de dificultad media o alta.

Es muy importante elegir el calzado adecuado para mujer en los deportes de montaña para garantizar la seguridad y el confort, además de reducir el riesgo de lesionarse.