Calzado para caminar

Escrito por:

Artículo de Opinión

Calzado para caminar

Un buen calzado para caminar tienen características de diseño similares a los que encontramos en las zapatillas de trail, de correr o running, de senderismo o de multideporte.

El funcionamiento de estos zapatos se prestan particularmente bien para caminar porque están bien acolchadas, son ligeras y muy transitables, que las hace más cómodas para caminar a un ritmo elevado. A menudo tienen una tecnología de control, amortiguación o estabilidad del movimiento incorporados.

Consideraciones del zapato de caminar

Estilo

Debemos escoger un estilo de zapato que se adapte mejor a donde vayamos a caminar la mayor parte del camino, si es en pavimento o si es en caminos de tierra.

Flexibilidad

Debe medir la flexibilidad del zapato para la conveniencia de su uso.

Amortiguación

El caminar causa menos impacto en nuestros pies que correr, como resultado unos verdaderos zapatos para caminar no requieren tanta amortiguación.

Impermeabilización

¿Saldrá con tiempo malo?, si la respuesta es si, un zapato impermeable será importante para nosotros, algunas personas prefieren zapatos no impermeables, especialmente en climas más calientes o más secos, debido a su mayor transpirabilidad y tiempos de secado más rápidos

Más información:

IMPERMEABILIDAD Y TRANSPIRABILIDAD, ¿ESO QUÉ ES?

Peso

Hoy en día cada vez los zapatos tienden a pesar menos.

Ajuste

El ajuste de nuestro calzado a nuestro pie, triunfa sobre todas las demás consideraciones, tecnologías, comentarios, moda o recomendaciones. Un ajuste apropiado nos guarda de uñas negras o ampollas en el talón, por ejemplo. Nunca se arrepentirá de comprar un zapato que nos encaje bien.

Un buen ajuste se puede definir como que nos nos apriete en ningún lado ni se nos mueva, y que tenga espacios suficiente para que mueva los dedos. Pruebe las siguientes pruebas para el ajuste:

  • Caminar sobre una superficie inclinada. Prueba en bajada, trata de tocar con la puntas de los zapatos con la parte delantera de los dedos. Suponiendo que has atado muy bien, los zapatos no te dejan avanzar hacia adelante. Si cuando nos probamos los zapatos los dedos pueden tocar la punta, debes probar un numero más.
  • Caminar cuesta arriba en escaleras. Si los zapatos pasan la prueba de descenso, probarlos en una escalera, sube unos tramos de escaleras, debe comprobar la elevación del talón, si se eleva el talón algo esto puede ser una ampolla en él en el futuro.

Foto de portada: Imagen de Daniel Reche en Pixabay


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos