Turismo responsable: Santuarios de elefantes

Escrito por:

Artículo de Actualidad

Turismo responsable: Santuarios de elefantes

Un santuario real de elefantes alojaría a las crías de elefantes salvajes que han sido separados de sus madres o animales rescatados y los cuidarían hasta que pudieran ser devueltos a su hábitat natural. Si no es posible reintroducir a los animales en estado salvaje, estos centros cuidan a sus animales en las condiciones de vida más naturalizadas posibles.

La mayoría de los elefantes utilizados para paseos así como los que se encuentran en falsos centros de rescate de elefantes han sido capturados de la naturaleza como crías y “domesticados” a través de un método brutalmente cruel llamado “romperle el alma”.

Muchos falsos refugios permiten tocar a los animales, bajo la supervisión del “mahout” (el entrenador de elefantes) que espera a cambio de una propina por este servicio. Es frecuente ver a los “mahouts” empleando el “ankus”, la herramienta tradicional para entrenar elefantes y que consiste en un palo largo con puntas de metal afiladas en su extremo, y que se utiliza para controlar a los elefantes. La simple amenaza de su uso, recuerda a los elefantes el dolor, lo que hace posible el manejo de los animales.

En algunos pseudos-santuarios, los visitantes pueden observar cómo se alimentan a las crías o incluso hacerlo ellos mismos, pagando un suplemento en la mayor parte de los casos. Estas crías, si no son huérfanos reales rescatados de su estado salvaje, suelen ser separados de sus madres prematuramente para estos espectáculos.

No existe ninguna necesidad de criar elefantes asiáticos para reintroducirlos en su hábitat, porque existen muchas áreas empeñadas en mantener controlada la población salvaje que vive allí. Ahora es ilegal en Sri Lanka capturar elefantes salvajes para mantenerlos en cautividad, excepto en circunstancias excepcionales, y parece que se sigue esta política para proporcionar animales para el mercado de la cautividad, y muy posiblemente para instituciones donde el bienestar de los animales no está garantizado. Asimismo, los elefantes no crían bien en cautividad y, a pesar de la longevidad de estos animales, nunca se han mantenido por sí mismas poblaciones cautivas: siempre han sido necesarios nuevos animales procedentes de poblaciones en libertad.

Es frecuente ver elefantes encadenados, recordemos que son animales altamente sociales, de manera que algunos permanecen en aislamiento y se angustian al no ser poder estar en manada. Las posibilidades de movimientos son así muy limitadas, e incluso, en algunos casos, impide el acceso al agua potable.

El “musth” es una condición que sufren los elefantes machos adultos y que se caracteriza por la presencia de altos niveles de testosterona. Esto sucede alrededor de una vez al año, y dura unas cuantas semanas. Durante este período, los animales experimentan un incremento del deseo sexual, y son capaces de recorres distancias más largas de lo habitual: es una combinación de comportamientos que, en estado salvaje, llevan a una dispersión genética que resulta vital para la supervivencia de la especie. En el caso de los elefantes en cautividad, el confinamiento y las limitaciones de la actividad sexual pueden llevar a la agresión y a tendencias destructivas durante este período. Por esta razón, se suele atar a los machos durante el “musth”, lo que les frustra y angustia todavía más, dificultando aún más su manejo. Es por eso que es frecuente que esta práctica llegue al punto de atar a los animales durante semanas, ya que estas instalaciones no disponen de otros métodos para manejarles. Es claro que esta práctica compromete el bienestar de los animales.

Este articulo está basado sobre el dossier de turismo responsable de la FAADA.


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.