Turismo responsable: Avistamientos (II)

Escrito por:

Artículo de Actualidad

Turismo responsable: Avistamientos (II)

Avistamientos de primates

A continuación listamos algunos consejos para avistar primates que pretenden evitar tanto la intromisión y las molestias en los animales como ponerte tanto a ti como a ellos en peligros.

  • Respeta su hábitat: Una gran cantidad de visitantes puede afectar los delicados ecosistemas delicados.
  • No te acerques demasiado: Como nosotros, los primates tienen una sensación de espacio personal, fíjate en sus reacciones cuando te aproximas y para cuando veas que se ponen nerviosos, normalmente esta será la distancia de seguridad para ambos.
  • No los persigas: Si se alejan, espera un rato antes de volver a acercarte, de lo contrario, tendrán la impresión de que los estás persiguiendo.
  • Utiliza un guía: Si hay guías oficiales o gente del lugar que te puedan aconsejar, contratarlos, aumentarán tus posibilidades de ver a los primates y animará a la comunidad local a valorar sus “conciudadanos” primates.
  • Nunca les des comida humana o comas delante de ellos. Podrían atacar a la próxima persona que vean con una bolsa como la tuya, ya que el primate salvaje habrá aprendido que ésta podría contener comida. Las actividades de alimentar a los primates puede tener un impacto negativo en su salud y comportamiento si no están bien administrados.
  • No los mires fijamente: Como en la sociedad humana, mirar durante un rato sin apartar la mirada es intimidatorio y pueden interpretarse como un desafío.  Mira hacia otro lado y hacia atrás si ha habido un contacto visual.
  • Tus enfermedades les pueden matar: Si visitas a los primates y estás enfermo, incluso si es sólo un resfriado o una diarrea, corres el riesgo de matarlos. Debido a que son parientes cercanos, muchas enfermedades se pueden contagiar de humanos a primates y viceversa.
  • No intentes tocarlos: Mientras tú sólo estás siendo amistoso, un primate puede interpretar tu intención de tocarlo como una agresión y puede morderte. 

Avistamientos de aves marinas

Aproximación desde embarcaciones

Algunas veces nos encontramos con espectaculares concentraciones de aves marinas en el mar; grupos de aves alimentándose en la superficie o simplemente descansando y bañándose. Muchas de esas aves han viajado cientos o miles de kilómetros, con frecuencia para alimentar a sus crías.

  • Estar al tanto de las aves en el agua, reducir la velocidad y/o alterar el rumbo para evitar la colisión.
  • Bordear estas concentraciones. Los barcos deben permanecer a 100 metros y las pequeñas embarcaciones a 30 metros de distancia.
  • Aves como los pingüinos pueden sufrir pertubaciones causadas por las operaciones de los botes cerca de los lugares donde aterrizan o cerca de sus colonias.
  • Acercarse o alejarse del sitio de aterrizaje o la colonia lentamente para minimizar cualquier molestia.
  • Evitar las maniobras de los botes en aguas donde las aves entren, salgan, estén bañándose o alimentándose.
  • El personal debe evaluar el mejor punto de anclaje. Preferiblemente lo más lejos posible de las aves, este punto es particularmente importante si las aves están mudando las plumas cerca de la orilla.
  • Puede haber ocasiones donde los pingüinos se suben accidentalmente a los barcos, en este caso los ocupantes deben permanecer en silencio y esperar que éste encuentre el salida.
  • Bajo ninguna circunstancia se debe alimentar a las aves.

Aproximación en tierra

Si a los padres se les impide volver a sus nidos, los huevos y polluelos quedan expuestas a la depresión de las aves. Además, los padres perderán valiosa energía evitando obstáculos humanos de camino a sus nidos.

  • Camina lentamente y anima a los visitantes para que simplemente se sienten en silencio a observar a los animales.
  • Evitar el bloqueo de pasos de animales en las colonias, y en los puntos de entrada y salida al agua.
  • Ten cuidado en las zonas de matas de hierba, donde las aves pueden estar anidando y donde puede haber senderos ocultos por el follaje.
  • Si empiezan a volar en picado, pueden estar protegiendo a los más jóvenes y a los nidos. Retirarse en la dirección de acercamiento. Ten presente que los huevos y las crías están bien camuflados.

Distancia de acercamiento recomendada:

  • En general, mantenerse a una distancia de 5 – 10 metros de la zona de anidación de las aves marinas.

Este articulo está basado sobre el dossier de turismo responsable de la FAADA.


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.