Cómo elegir una chaqueta impermeable

Escrito por:

Artículo de Material

Cómo elegir una chaqueta impermeable

Ahora que empieza el frío y empieza la lluvia, os escribimos este post para saber como elegir una chaqueta impermeable adecuada según el tipo de uso que le vayamos a dar.

Dentro de un sistema de vestimenta por capas, el cual se recomienda para actividades de montaña, las prendas impermeables se utilizan como tercera o última capa, como os decíamos en el post “La ropa en el senderismo”, cumpliendo la función de protegernos y mantenernos aislados de los agentes externos como el viento, la lluvia o la nieve. Es por esto que una buena chaqueta impermeable debe cumplir ciertos requisitos, donde la impermeabilidad y la transpirabilidad del material son uno de las principales características a considerar.

La ropa impermeable, al igual que la mayoría del equipo para deportes de montaña, ha venido innovando en todo sentido durante las últimas décadas. Hoy en día cada vez existen más alternativas con diferentes características, materiales, especificaciones, funciones, haciendo que elegir la prenda ideal para nuestra actividad en particular pueda resultar muy difícil y confuso.

Para empezar, debemos decir que a pesar de todas las innovaciones y mejoras que se han venido desarrollando en las prendas impermeables, todavía no se ha inventado el tejido ideal o definitivo, entendiéndose como ideal aquel que cumpla y ofrezca absoluta solución a todas nuestras necesidades como usuarios. Sin embargo, no cabe duda que se sigue avanzando en este terreno, donde las innovaciones han sido mucho mayores a nivel de diseño técnico y/o soluciones de utilización práctica, lo cual nos ayuda a clasificar más claramente los distintos modelos en función del tipo de usuario al que va destinado.

Tipos de prendas impermeables

En el mercado podemos encontrar infinidad de alternativas dentro de la categoría “impermeable” pero se pueden clasificarlas en 3 grandes grupos: resistente al agua / transpirable (water-resistant/breathable), a prueba de agua / transpirable (waterproof/breathable) y a prueba de agua (waterproof), ¿qué categoría es la adecuada para ti? depende de cuánto tiempo vas a pasar en la lluvia, la intensidad y tipo de actividad.

Prendas resistentes al agua / transpirables (water-resistant/breathable)

Son prendas diseñadas para mantenerte seco en una llovizna o lluvia ligera, “resistente al agua”, quiere decir que resiste hasta un punto, pues no es “a prueba de agua” como otras. Las prendas resistentes al agua son más transpirables y generalmente menos costosas, y resultan una buena alternativa para actividades más intensas donde la transpiración es alta. Dentro de esta categoría encontramos a las chaquetas rompevientos y soft shells.

Prendas a prueba de agua / transpirable (waterproof/ breathable)

Las prendas a prueba de agua y transpirables acogen a una amplia gama de usos y son las preferidas de la gente activa, pues esta categoría de prendas busca brindar un equilibrio entre impermeabilidad y transpirabilidad, haciendo que los usuarios se encuentren en confort la mayor parte del tiempo.

Las telas impermeables / transpirables repelen la precipitación al mismo tiempo que permiten evacuar el vapor del sudor, sin embargo no siempre tan rápidamente como quisiéramos.  Este tipo de prendas, por su construcción y tecnología pueden subdividirse a su vez en dos grandes subgrupos: laminados e inducidos.

  • Impermeables laminados: utilizan membranas de alta tecnología (Gore-Tex, eVent,   MemBrain Strata, Conduit), las cuales poseen microporos lo suficientemente pequeños para impedir el ingreso del las gotas de agua, pero al mismo tiempo lo suficientemente grandes para permitir evacuar el vapor del sudor. Este tipo de prendas son más costosas. Este tipo de construcción ofrece un mayor grado transpirabilidad y durabilidad.
  • Impermeables inducidos: son prendas con recubrimientos (Precip, HyVent, Powertex) que se aplican al material exterior por su parte interna. El principio es el mismo que el de los laminados, sin embargo no ofrecen el mismo grado de transpirabilidad y durabilidad pero son más económicos y en la mayoría de casos más livianos.

Prendas a prueba de agua (waterproof) / no transpirable

Quizá el impermeable más básico y conocido pero el menos recomendado para ejercitarse al aire libre, pues son bastante impermeables pero nada transpirables, con lo cual estaremos empapados al poco tiempo de iniciado el ejercicio. Recomendable solamente para actividades de muy baja intensidad como avistamiento de aves, pesca, observar deportes al aire libre, etc.

Soft shells vs telas impermeable / transpitable

Soft shells son una excelente opción para actividades altamente aeróbicas, pues son mucho más flexibles y transpirables que una chaqueta impermeable, hasta el punto que algunos expertos que buscan ir rápido y ligeros las prefieren como una única capa externa. Sin embargo un soft shell no tiene el nivel de protección contra la lluvia que si provee una chaqueta impermeable, pues a pesar de que algunos modelos tienen membranas en su construcción, el agua termina filtrándose por las costuras en caso de largas exposiciones al agua o a ambientes muy húmedos.

Existen dos tipos de soft shells, lo cuales no siempre son fáciles de identificar:

Soft shells tradicionales

Las telas con las que están confeccionados ofrecen cierto nivel de repelencia al agua y un excelente ajuste y transpirabilidad.

  • Pros: Ideales para actividades intensas bajo condiciones secas o de lluvia ligera y corta. Son apreciadas por la flexibilidad y transpirabilidad que ofrecen.
  • Contras: En lluvias fuertes o prolongadas la tela se saturará y en algún punto estaremos mojados por dentro.

Soft shells con membranas impermeable/transpirables

Estos ofrecen mayor resistencia al agua que un soft Shell tradicional, pero tienen un menor nivel de transpirabilidad.

  • Pros: Al igual que los otros soft shell son ideales para actividades intensas, pero particularmente en climas donde la lluvia es más fuerte y constante.
  • Contras: Cuando el clima es seco, no es tan transpirable como otras prendas sin membrana.

Importante

Los productos transpirables de todo tipo funcionan mejor cuando el aire interior es húmedo y cálido y el aire exterior frío y seco. Esto facilita que se evapore el exceso de humedad. Cuando el clima es cálido y húmedo en la parte exterior (bajo lluvia tropical), las tasas de transmisión serán menores y podrían permitir que la condensación se acumule en la cara interior de la chaqueta.

En cualquier caso en que la tasa de transmisión de vapor de agua del tejido se excede, por ejemplo al correr o caminar cuesta arriba a gran ritmo, o llevar una carga pesada, también dará lugar a la formación de condensación.

Tipos de construcción por capas

Las membranas y recubrimientos son relativamente delicados, y la abrasión puede deteriorarlos y acortar su vida útil. Es por esto que este tipo de prendas usan cierto tipo de protección en su construcción a manera de capas, con lo cual tenemos prendas de 2, 2.5 y 3 capas.

Prendas impermeables de 2 capas: La más asequible

Esta es la construcción más básica en prendas de vestir impermeables/transpirables, y consiste en una membrana o recubrimiento aplicado a la cara de la tela para formar la capa 1. La segunda capa es a menudo un forro colgante, generalmente de malla que se sutura en el interior de la chaqueta. El forro es necesario para proteger el laminado o revestimiento de la abrasión. Las construcciones de dos capas son un poco más pesadas y menos transpirables que otros diseños, y están destinados principalmente para excursiones poco técnicas o actividades urbanas.

Prendas impermeables de 2.5 capas: La más liviana

Estos utilizan como primera capa exterior una tela de bajo peso y un laminado o recubrimiento a base de poliuretano como segunda capa. Finalmente utilizan  (segunda capa) y una mínima capa protectora interna, más como un brillo de una capa real, y es por esto que se considera una media capa. Estas prendas de vestir, en general se las considera super ligeras y compactables, por lo que son apreciadas por aquellos que buscan ir ligeros y tienen poco espacio. Además por quienes prefieren usar un Soft Shell y llevan su chaqueta 2.5 capas en caso de que los sorprenda un diluvio. Si no vas a exponer la chaqueta a la demasiada abrasión, las chaquetas 2.5 capas, especialmente las que poseen membranas son una excelente alternativa de alto rendimiento a un precio moderado.

Prendas impermeables de 3 capas: La más durable

Las prendas de esta categoría ofrecen una robusta protección, manteniendo todavía un peso bastante bajo. En este tipo de construcción se utiliza únicamente membranas en medio de la tela exterior y un forro interno más grueso y resistente. Las chaquetas de la categoría ofrecen un ajuste elegante, deportivo y tejidos exteriores que soportan un grado mayor de abrasión haciéndolos muy adecuados para escaladores, montañistas y mochileros. Los productos de esta categoría buscan una alta transpirabilidad, durabilidad y peso relativamente bajo, aunque a un precio algo más alto.

Otras consideraciones

Existe una serie de detalles extras -no menos importantes que el tipo de material y construcción- que hay que tomar en cuenta para tomar la decisión final y acertada:

Ventilación

Nada acelera más la evaporación del sudor que la exposición directa de aire, por esto cualquier tipo de característica de ventilación en la ropa impermeable mejora la transpirabilidad, independientemente de la tela. La ventilación permite volcar el calor durante la actividad, especialmente en climas cálidos y húmedos, y actividades intensas es bueno ser capaz de dejar escapar el sudor para que te mantengas fresco y seco.

La ventilación puede ser típicamente encontrada debajo de las axilas, en la parte posterior, y a través de malla en los bolsillos, la cual muchas veces se conecta con la ventilación axilar. La mayor ventilación en una chaqueta se la obtiene de su cierre frontal, el cual en algunos casos es de doble sentido, haciendo que puedas abrirlo desde abajo favoreciendo la ventilación por ambos lados.

Ajuste

El ajuste es importante para personalizar una chaqueta a nuestras necesidades y morfología. El corte depende de la actividad que vayamos a realizar, generalmente las chaquetas más técnicas tienen un corte más atlético. Por otro lado elásticos para ajustar la cintura y capuchas y puños ajustables son otras formas de ajustar nuestra chaqueta a diferentes situaciones, sin embargo no debemos sacrificar la comodidad pues una gama completa de movimiento es esencial.

Costuras termoselladas

De nada nos servirá tener una construcción de capas impermeable/transpirable si las costuras de nuestra chaqueta no están selladas, pues por estas podría filtrarse el agua hacia el interior de la chaqueta. Es por esto que basta con que una chaqueta no tenga sus costuras selladas para saber que no es realmente “impermeable”.

Capuchas

La construcción, ajuste y tamaño de la capucha sin duda marcan la diferencia en una chaqueta, algunas son más espaciosas pensadas para dar cabida a un casco de escalada, otras son más pequeñas para un uso menos técnico y urbano. La mayoría traen sistemas de ajuste para que la capucha gire junto con nuestra cabeza al voltear la mirada. Otras (menos técnicas), son desmontables o pueden guardarse para una apariencia más urbana. Capuchas de ala rígida frontal son cada vez más comunes para ofrecer una mejor protección al rostro.

Bolsillos

La cantidad y ubicación de bolsillos también es importante para elegir nuestra chaqueta y básicamente depende del tipo de actividad que vamos a realizar. En las chaquetas más técnicas, los bolsillos son más escasos y los frontales son altos, con lo cual el uso de arnés o el cinturón de mochila no interfieren con el acceso a los bolsillos. Mientras que los modelos para actividades más recreativas y urbanas tienen mayor cantidad de bolsillos. Recordemos que mientras más bolsillos, más pesada resultará la prenda.

Cierres

Los cierres es un detalle importante, estos pueden ser impermeables que son los que se usan en chaquetas que buscan un peso mínimo, pues no requieren de solapas para garantizar la impermeabilidad. Por el contrario aquellos con solapas son más utilizados en chaquetas que no requieren ahorrar peso. Algunas chaquetas traen cierres doble cursor, es decir que se pueden abrir tanto desde el cuello o la cintura, muy práctico con el uso de arnés.

Faldones

Algunas chaquetas incluyen faldones ajustables al nivel de la cintura para bloquear el ingreso de nieve o el viento hacia el interior de la chaqueta. Un accesorio que puede ser apreciado cuando el peso no es lo más importante.

Refuerzos de protección

Muchas prendas, especialmente aquellas pensadas para un fuerte uso y exposición a la abrasión cuentan con protecciones en los hombros y brazos.

Forro térmico interior

Algunos diseños, generalmente aquellos urbanos o menos técnicos pueden tener forros térmicos internos que agregan una cierta capacidad de retención térmica a la prenda, pero a su vez las vuelven más pesadas.

Elección de acuerdo al tipo de usuario

Quizá lo más importante y punto de partida para empezar a barajar posibilidades, es definir qué tipo de usuario somos y que características debe tener la prenda que requerimos en función de la actividad que desarrollamos.

Muchas veces resulta complicado encajar o definir exactamente el tipo de usuario que somos, especialmente cuando practicamos varias actividades a diferentes niveles, sin embargo a continuación se establecen tres grupos generales que nos pueden dar la pauta inicial para tomar una decisión más acertada el momento de elegir una chaqueta impermeable, ¿en qué grupo te encuentras?.

Grupo I (Practicante Ocasional)

Practicante ocasional o esporádico de senderismo en media y baja montaña. Entre sus objetivos primordiales está el no complicarse la vida y busca lo fácil, o lo que es lo mismo, no necesita en absoluto la dificultad para verse realizado. Las actividades que desarrolla son de baja intensidad, pocas horas o máximo una jornada de duración. Desea algo simple y funcional para su sin vida.

Grupo II (Practicante Constante)

Practicante más constante de cualquier deporte de montaña, comprometido con las actividades de dificultad baja a moderada las cuales exigen una cierta intensidad a nivel físico y técnico. La duración de sus jornadas puede fácilmente ir más allá de un día. Está más expuesto a las variables climatológicas, por lo que necesita un equipo que le funcione y bien. Se preocupa por estar informado y suele ser exigente.

Grupo III (Practicante Asiduo)

Practicante asiduo o profesional de actividades de montaña, buscan constantemente la superación de logros con un alto grado de técnica y dificultad. Para ellos los rendimientos teóricos de los tejidos modernos son relativos y no es la última palabra, pues su experiencia en mil batallas, de las de verdad, les confiere un criterio personal muy a tener en cuenta. Buscando una simbiosis entre lo simple y lo muy tecnificado, su armario estará siempre repleto de prendas no polivalentes.

Factores a considerar

A continuación mencionamos en orden alfabético los factores que se debe tomar en cuenta a la hora de adquirir una chaqueta que cumpla las funciones de una tercera capa. El grado de importancia de cada uno dependerá del usuario y por ende la actividad en la que se la vaya a usar.

•    Durabilidad
•    Estética
•    Impermeabilidad
•    Ligereza
•    Movilidad
•    Prestaciones técnicas
•    Relación precio-calidad
•    Transpirabilidad

El cuadro a continuación muestra el grado de importancia de estos factores, siendo 1 el factor más importante y 8 el menos importante para los grupos de usuarios descritos anteriormente. Obviamente, no estamos teniendo en cuenta consideraciones relacionadas con el poder adquisitivo del usuario, factor que influye mucho en la toma de decisión a la hora de comprar.

Esta información es referencial y muestra una tendencia únicamente, seguramente habrá usuarios que difieran teniendo su propia jerarquía de importancia.

En lo que a materiales y características de diseño se refiere, el siguiente cuadro ofrece una correspondencia entre éstos y los tres grupos de usuarios. De acuerdo con dichas sugerencias, una vez identificado el grupo al que se pertenece, no hay más que buscar las características señaladas con (***) para determinar las cualidades mínimas que debe reunir nuestra chaqueta, y que pueden completarse con alguna/s marcada/s con (**).

*** Muy recomendable
** Recomendable
* No recomendable (escasa utilidad)

Respuesta que pueden guiar tu elección

La comprensión de tus necesidades personales puede ayudarte a encontrar el nicho de prendas que cubrirá tus expectativas, es por esto que debes considerar factores como el tipo y nivel de intensidad de ejercicio (escalda, ciclismo, trote, caminata, montañismo), la exposición a la abrasión y el metabolismo personal.

Un buen consejo para tomar una decisión acertada el momento de elegir una prenda impermeable, es  utilizar tus experiencias pasadas para predecir las necesidades futuras de tu próxima chaqueta impermeable: ¿buscas algo más respirable?, ¿más duradero?, ¿más liviano?, etc.

¿TRANSPIRABILIDAD es lo que estás buscando?

Soft shells sin membrana es la mejor opción, pero si te sorprende un aguacero vas a desear una prenda impermeable transpirable. En ese caso las chaquetas de 3 capas laminadas resultan una buena alternativa.

¿IMPERMEABILIDAD es lo que estás buscando?

Cualquier prenda 2 capas, 2.5 capas o 3 capas va a ir bien. Pero la intensidad de la actividad va a determinar tu decisión final, siendo los diseños de 3 capas los más recomendados para la gente más activa.

¿ABRIGO es lo que estás buscando?

No pienses que una chaqueta impermeable te va a proveer de mucha protección contra el fío. Inclusive los soft shells proven una limitada capacidad térmica. Recordemos que es la segunda capa la que retiene el calor del cuerpo, ofreciéndonos abrigo.

¿PESO es lo que más te importa?

Prendas con construcciones de 2.5 capas con laminados o recubrimientos son la mejor elección, algunas de las cuales pueden llegar a pesar alrededor de 250 g.

¿DURABILIDAD es lo que estás buscando?

La categoría de 3 capas laminadas o soft shells son las mejores para un fuerte uso.

¿FLEXIBILIDAD es lo que estás buscando?

Soft shells es la respuesta, pues sus diseño y materiales están pensados en la flexibilidad que se requiere para actividades más técnicas.

¿PRECIO es lo que más te importa?

Prendas laminadas te mantendrán seco a un bajo precio, solo hay que evitar actividades muy intensas pues la transpirabilidad no es muy alta.

¿COMODIDAD es lo que estás buscando?

Las chaquetas de dos capas generalmente ofrecen modelos no muy técnicos y bastante cómodos.

¿VERSATILIDAD es lo que estás buscando?

Si quieres una prenda que te sirva para todo, no existe! Pero podrías considerar una chaqueta 3 capas con una robusta tela exterior para que soporte la abrasión.

Fuente: https://tatoo.ws

 

Deja un comentario