Bastones de senderismo (III): El cuerpo

Escrito por:

Artículo de Material

Bastones de senderismo (III): El cuerpo

El tercer post sobre los bastones de senderismo se lo dedicamos al cuerpo de los mismos. Este cuerpo puede ser de uno o de varios tramos, que van de la empuñadura hasta la punta.

Material

El material del cuerpo de los bastones es el que va a marcar el precio de los mismos en gran medida. Normalmente los dos materiales más usados son el aluminio y la fibra de carbono.

Personalmente tengo de los dos tipos, tanto de aluminio como de fibra de carbono, el de aluminio pueden tener cerca de 8 años ya y la verdad es que están casi nuevos, con los típicos golpes del uso, y los de fibra de carbono son prácticamente nuevos. La principal diferencia entre ellos es la ligereza de los bastones de fibra de carbono, en contra estos suelen ser menos resistentes a los golpes.

Tramos

El cuerpo de los bastones pueden ser de un sólo tramo o estar divididos en varios, normalmente en dos o tres, que nos permiten ajustar los mismos a la hora de utilizarlos y de transportarlo. Como decía anteriormente en los otros post dedicados a los bastones, para calcular la longitud de los mismos hay muchas formas de calcularlos que podéis encontrar en ciertas web, pero que lo que yo recomiendo es que probéis, y con el que la longitud estéis más cómodos con esa os quedéis.

Entonces, ¿qué es mejor fijos o con tramos?, pues depende, yo los que estoy utilizando actualmente son fijos, el porqué porque ya he probado y mucho en diferentes longitudes y creo que tengo ya seguro cual es la longitud en la que estoy muy cómodo. Así que si tenéis muy claro cual es esa longitud podéis comprarlo fijo, si no os recomiendo los de tramos, aunque hay gente que prefiere siempre los bastones de tramos porque sobre todo son mucho más cómodos al transportarlos.

La principal diferencia entre ambos tipos de bastones es, además que los de tramos nos permite ajustar su longitud, éstos son más frágiles, ya que en tienen puntos más débiles que los fijos.

Plegado y longitud

Con respecto al plegado y a la regulación longitud de los bastones podemos encontrar tres tipos de mecanismos. Primero están los telescópicos, que son los más clásicos o normales, en el que los tramos inferiores tienen un diámetro menor que el superior para que puedan introducirse en ellos, este sistema nos permite reducir el tamaño y regular su longitud. También tenemos los plegables, que tienen un sistema básico de fijación, pero por el interior tienen una cuerda o cable de acero que mantienen los tramos unidos, este sistema solamente nos sirve para plegarlos, no para regular su longitud.

Además, hay un sistema híbrido que suele combinar los sistemas anteriores.

Fijación

Los sistemas de fijación de los tramos pueden ser de casquillo expansivo, en los cuales en el tramos inferior tiene un casquillo o taco que se expande o contrae al girarse, o de pinza, los cuales la parte superior tiene una pinza que al cerrarla ejerce presión sobre el tramo inferior impidiendo que se mueva.

Anti-shock

Este mecanismo permite que el batón no sea completamente rígido y que absorva los impactos que produce contra el suelo. Normalmente es un muelle que se flexiona levemente alguno de los tramos del bastón, con lo cual nuestro cuerpo no absorbe todo el impacto.


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos
También te puede interesar