Bastones de senderismo (I): Puntas y rosetas

Escrito por:

Artículo de Material

Bastones de senderismo (I): Puntas y rosetas

La semana pasada empezamos con una serie de post sobre los bastones de senderismo, en el que os hablaba de que “cómo andar con bastones“, hoy vamos a empezar a explicaros las partes de los mismos, primeramente os hablaremos de las puntas y rosetas, y en post posteriores hablaremos de la empuñadura y la dragonera y del cuerpo de los mismos.

Rosetas

Primeramente explicaros que las rosetas son unas coronas circulares dentadas que se colocan en la parte inferior de los bastones para senderismo, y que al clavarlos sobre terrenos blandos, como por ejemplo la nieve, barro o arena de playa, impiden que se hundan demasiado.

Existen rosetas de diferentes tamaños y generalmente los bastones suelen venir con dos de distinta medida. Las más pequeñas son las adecuadas para andar sobre el barro o piedras sueltas, las más grandes son las indicadas para andar por la nieve.

Estas rosetas se pueden intercambiar según la donde vayamos a hacer senderismo para adecuarlas a cada momento del terreno.

En terrenos donde no sea necesario utilizarlas se pueden quitar y así dispondremos de un mayor ángulo de ataque, pudiéndoselas emplearse con una mayor inclinación sobre el terreno sin miedo a que lo que se apoye sea la roseta y no la punta, que después hablaremos de ella, y así evitamos que el bastón pueda resbalar y entonces tener una caída.

Puntas y regatones

Las puntas son la pieza final del bastón, que se colocan en el extremo y que es la que está en contacto con el terreno. Las puntas van colocada en el regatón que una pieza semiflexible.

Las puntas suelen estar construidas de tungsteno, que es un material muy resistente a la abrasión y resiste muy bien el desgaste. Las puntas es la parte del bastón que más está expuesta al desgaste por su constante uso. Las puntas suelen estar molestadas para tener un menor agarre al terreno.

Muchos de los modelos permiten el uso de contreras, éstas son unas piezas de caucho o goma que se pueden poner en las puntas y que reducen las vibraciones sobre terrenos muy duros, como por ejemplo el asfalto, en los que no se pueden clavar las puntas, además también sirven para evitar clavar las puntas de los bastones accidentalmente cuando se transportan.

Cuando vayamos andando debemos tener mucho cuidado para no atascar el regatón entre las piedras, o entre las maderas de un puente, porque es probable que al hacer palanca lleguemos a doblar el cuerpo del bastón y por tanto podemos llegar a romperlo.


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos
También te puede interesar