Bastones de senderismo (II): Empuñadura y dragonera

Escrito por:

Artículo de Material

Bastones de senderismo (II): Empuñadura y dragonera

La semana pasada vino en otro post la primera parte de los bastones de senderismo o trekking, éste se lo dedicamos a la parte inferior de los mismos, a las puntas y rosetas. El post de hoy escribimos a las parte superior de los mismos, la empuñadura y dragonera.

Ya hemos hablado de ellas cuando escribimos de cómo coger los bastones, pero hoy vamos a profundizar un poco más en ellas.

Empuñadura

La empuñadura es la parte superior de los bastones y sobre los que colocamos la mano para agarrarlo. Las empuñaduras pueden ser de muy diversos materiales, los más comunes que nos podemos encontrar son los de plástico, ya que son los más económicos, también los hay de materiales más blandos como la gomaespuma o espuma EVA.

También los hay de corcho, estos son los mejores por que evitan la sudoración de la mano que se produce.

La empuñadura debe tener un diseño anatómico para que resulte muy cómodo su uso.

Hay varios tipos de empuñaduras, algunas permiten diversas maneras de empuñar los bastones, vertical (el más habitual) y el horizontal (tipo bastón antiguo). En el mercado podemos encontrar también bastones de doble empuñadura, a la empuñadura superior del bastón se le añade una segunda situada más abajo, sobre el cuerpo del mismo, que nos permite ir asiendo el bastón sin tener que ajustar las medidas continuamente, este tipo de bastón es muy útil cuando estamos recorriendo un sendero donde hay una serie de subidas y bajadas muy repetidas y cortas, como ya hemos dicho en anteriores post en las subidas es conveniente acortar el bastón y en las bajadas alargarlo.

Después también nos podemos encontrar bastones que en sus empuñaduras tengas accesorios que nos son muy útil a la hora de hacer senderismo, como pequeñas brújulas o linternas.

Dragoneras

Como dije en el post de cómo coger los bastones, las dragoneras son cintas que van unidas a la empuñadura. Tienen una doble función, primeramente nos permite apoyar el peso en las muñecas, por ello ejerceremos menos fuerza sobre la empuñadura, además de servirnos para no perdamos los bastones en caso de que se nos resbalen.

El uso correcto de las mismas es muy importante, ya que podemos tener lesiones.

La cinta la colocaremos alrededor de la muñeca para apoyar directamente el peso de la carga sobre ella, así evitamos que la mano siempre esté presionando la empuñadura. Para usar correctamente esta dragonera debemos pasar toda la mano por el interior de la cinta de abajo a arriba.

Después de pasar la mano por la cinta, tenemos que agarrar el mango con firmeza, pero no con fuerza. La dragonera deberá abrazar el dorso de nuestra mano y los dedos pulgar e índice se apoyan sobre la cinta. De esta manera podemos hacer fuerza sobre la dragonera independientemente de si tenemos cogido la empuñadura o no.

Es muy importante que la dragonera quede bien ajustada, pero sin que nos apriete. Casi todas las dragoneras tienen un sistema de ajuste de las mismas para adaptarla a nuestra mano.

Como día en el anterior post en zonas donde es terreno es complicado, según el que nos lo diga, podemos escuchar que debemos ir sin la dragonera, yo soy de la opinión y me he caído varias veces con la dragonera puesta, que no debemos quitarla nunca, a mi personalmente me ha salvado de alguna caída por llevarla puesta, pero eso os lo dejo a vuestra elección.


¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos
También te puede interesar