5 rutas de senderismo por el Parque Natural de Despeñaperros

Escrito por:

Artículo de Consejos

5 rutas de senderismo por el Parque Natural de Despeñaperros

A pesar de que Despeñaperros es uno de los parques naturales de menor superficie de Andalucía, concentra un extraordinario patrimonio geológico, natural e histórico. Sus desfiladeros han sido el escenario de diferentes episodios épicos como la batalla de Las Navas de Tolosa.

La erosión del río Despeñaperros creó este paso natural que conecta la meseta castellana con Andalucía. La acción de este curso de agua, que transcurre de Norte a Sur erosionando las rocas, ha originado espectaculares paisajes como Los Órganos, formado por cuarcitas de gran dureza y apariencia de gigantescos tubos verticales. El Salto del Fraile y Las Correderas son otros ejemplos de estas interesantes formaciones.

En este entorno agreste de paredes casi verticales, hay profundos cañones y fallas. En las umbrías de estos cortados, habitan interesantes especies vegetales. El senderista puede disfrutar de estas plantas a través de itinerarios como el que recorre el Barranco de Valdeazores, donde predomina el monte mediterráneo con perales silvestres, madroños y durillos que dan a este espacio, distintos colores a lo largo del otoño. Otra opción es conocer la umbría del Collado de la Estrella, aunque en este caso las distintas tonalidades cromáticas proceden de un robledal de quejigos y melojos.

Las zonas más soleadas, en cambio, son el reino de la encina que se entremezcla con el pino, la coscoja o la jara. En esta densa vegetación encuentran refugio el ciervo o el jabalí, especies aprovechadas cinegéticamente y que comparten el hábitat con majestuosas rapaces, como el águila imperial o el buitre leonado.

Barranco de Valdeazores

Despeñaperros
Fuente: Ventana del Visitante

La riqueza botánica de la zona por la que transcurre este sendero ha sido exaltada por los numerosos naturalistas que la han visitado. Aquí, entre el monte mediterráneo se entremezclan perales silvestres, madroños, durillos… Gracias a esta diversidad vegetal, en esta zona del Parque Natural Despeñaperros podemos disfrutar en otoño de un bello paisaje donde los verdes, ocres, amarillentos y rojizos crean un mosaico de color. Otro de los atractivos de este sendero son las numerosas especies de aves que habitan en Despeñaperros. Es fácil que podamos observar sobre nuestras cabezas el vuelo de alguna rapaz, como el águila real.

El sendero bordea la su cuenca del arroyo Valdeazores, un barranco de formas regulares. A los considerables valores naturales del lugar se añaden otros de tipo histórico o cultural, relacionados con el carácter estratégico del desfiladero, del que tendremos jugosas vistas desde el mirador Los Órganos.

Distancia: 6,5 km

Tiempo: 2:30 horas

Dificultad: Media

Más información:  Sendero Barranco de Valdeazores

Cerro de Monuera

Despeñaperros
Fuente: Ventana del Visitante

A caballo entre el Parque Natural Despeñaperros y el Paraje Natural Cascada de la Cimbarra, este sendero nos permitirá conocer en todo su esplendor lo que nos ofrece Sierra Morena en tan solo algo más de 8 kilómetros.

Nos encontramos en el término municipal de Aldeaquemada, una de las nuevas poblaciones creadas por Carlos III, y cuya visita es obligatoria para reponer fuerzas cuando terminemos de realizar este ameno sendero. Éste es de tipo circular, recorriéndose en el sentido de las agujas del reloj.

Distancia: 8,7 km

Tiempo: 2:45 horas

Dificultad: Media

Más información:  Sendero Cerro Monuera

La cueva de los muñecos

Despeñaperros
Fuente: Ventana del Visitante

El sendero que vamos a recorrer arranca en el Centro municipal de Interpretación del Patrimonio Histórico y Cultural denominado “El Aprisco”; y cuenta con dos ramales.

El primero de ellos, en sentido ascendente, nos llevará hasta el Cerro del Castillo, lugar en el que se estableció en su día un poblado íbero. La cultura de los íberos guarda muchos misterios que posiblemente nunca se expliquen. Sus creencias casi se desconocen, pero a nadie extraña que tuvieran en estos parajes uno de sus principales lugares de culto, y que aún se apropiaran de él los romanos para satisfacer a sus dioses. Al final de este ramal se encuentra el mirador del Cerro del Castillo.

Si se toma segundo ramal, descenderemos hasta lo que en su día fue el Santuario Ibérico del Collado de los Jardines. En este santuario de época ibérica se han hallado numerosas figurillas o exvotos (figurillas de bronce), que los lugareños denominan como muñecos, y que representan a sacerdotes, guerreros, mujeres y hombres. La búsqueda de estas antiguas reliquias por parte de expoliadores ha provocado daños como el agujereo de la superficie del tramo final del camino; por lo que habrá que extremar la precaución, especialmente en tiempo de lluvias. Una vez lleguemos al final de este ramal, descubriremos la llamada Cueva de los Muñecos, un abrigo rocoso que es lo único que ha llegado a nuestros días de lo que en su día fue uno de los santuarios más importantes de la civilización íbera.

Distancia: 0,9 km

Tiempo: 1:00 horas

Dificultad: Baja

Más información:  Sendero La Cueva de los Muñecos

El Empedraillo

Despeñaperros
Fuente: Ventana del Visitante

Una antigua calzada empedrada, de supuesto origen romano, da nombre a este sendero que parte de Miranda del Rey, pedanía de Santa Elena, y tiene como atractivos una gran variedad de vegetación -la denominada selva mediterránea-, alguna cascada y el frescor del pantanillo del Arroyo del Rey. El trayecto acaba retomando el antiguo Camino Real, desde el que se otea un cerro llamado Mesa del Rey.

Todos los hitos rememoran la importancia de otras fechas que tuvo el lugar. Aquí fue donde acamparon y lucharon los ejércitos que se enfrentaron en la crucial batalla de las Navas de Tolosa en 1212.

Distancia: 8,3 km

Tiempo: 3:40 horas

Dificultad: Baja

Más información:  Sendero El Empedraillo

Barranco de la Niebla

Despeñaperros
Fuente: Ventana del visitante

A lo largo de nuestro camino habremos podido disfrutar de una de las mejores representaciones de lo que es el resto del parque natural en cuanto a diferentes tipos de vegetación. Las repoblaciones forestales con especies del género Pinus se intercalan con zonas de frondosas mediterráneas en las que la encina y el alcornoque son las especies predominantes en las solanas, mientras que en las umbrías se abre paso el quejigo. Todo ello, acompañado de un rico sotobosque se enebros, madroños, olivillas y un largo etcétera que sirven de sustento a las poblaciones de ungulados que tan popular han hecho a este parque natural.

Distancia: 4,8 km

Tiempo: 2:30 horas

Dificultad: Media

Foto portada: Ventana del visitante de la Junta de Andalucía – Guía oficial del Parque


¿Conoces otras rutas por el Parque Natural de Despeñaperros?, cuéntanosla. En nuestra web podéis ver las rutas que podemos disfrutar en los entornos. Espero tus comentarios.

¿Te ha gustado este post?, puedes visitar al resto de post de nuestros blog y también puedes ver nuestras rutas, que seguro que hay algo más de tu interés.

Además puedes hacer suscriptor, en el lateral, y recibir semanalmente nuestro boletín de noticias con artículos sobre material, consejos, opinión y rutas.

También puedes patrocinar nuestras rutas y poner tu establecimiento en nuestras recomendaciones.

Te recomendamos
También te puede interesar

Consejos

2 junio 2018

Consejos

30 mayo 2018

Consejos

29 mayo 2018